El próximo 20 de noviembre se celebra el Día Internacional del Niño, dedicado a concienciar a la sociedad sobre los derechos de la infancia, además de poner de relieve su vulnerabilidad en según qué situaciones. Es el caso de las redes sociales, donde los menores se encuentran desprotegidos frente a los posibles peligros que acechan en el mundo de Internet. Ante este panorama, SocialPubli.com la plataforma líder de influencers expertos en redes sociales, alerta sobre los posibles riesgos que acarrean estos canales sobre los menores, fundamentalmente Instagram.

En el caso de Facebook y YouTube, los usuarios oscilan entre los 18 y 49 años, y en Twitter, el rango desciende entre los 18 y 29 años de media. Según afirma el Estudio Anual de Redes Sociales de IAB, Instagram es la red social preferida entre los menores de 12 a 18 años y es la que aglutina un porcentaje mayor de usuarios menores de 10 años. Estas son las cifras que despiertan las alarmas, puesto que un adulto cuenta con herramientas para evitar situaciones de riesgo, sin embargo, los menores se sobreexponen en redes sociales pudiendo ser víctimas de situaciones de acoso en Internet.

analisis-menores-redes-sociales-socialpubli

A qué peligros se enfrentan los menores con las redes sociales

En 2016, ANAR, la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en riesgo, registró 1.207 casos de acoso real con aparición de ciberbullying, una acción que se suma a los diferentes peligros que se presentan en internet y de los que los menores son el blanco más accesible.

Lo mismo ocurre con la publicación de sus fotografías online, que pueden acarrear consecuencias catastróficas, estando indefensos ante posibles chantajes e incluso utilizadas para comercializar con pornografía infantil.

Pero estos no son los únicos riesgos conocidos, hay casos reales en los que algún menor ha sido víctima de una suplantación de identidad, siendo sus datos y fotografías utilizados para fines inapropiados.

Otro de los sucesos más temidos por los usuarios es el Grooming, con el que los más pequeños pueden convertirse en víctimas de acoso sexual por las redes sociales. La Universidad de Lleida publicó en 2016, el estudio Nuevas tecnologías y victimización sexual de menores por online grooming, en el que se recoge que más del 60% de las víctimas son chicas y que 3 de cada 4 ofensores son hombres.

Ante estas situaciones, es imprescindible tomar medidas de prevención por la seguridad de los más pequeños, para proteger su intimidad. Es necesario mantener un control sobre los perfiles y publicaciones de los hijos, además de actuar a tiempo para poder atajar cualquier incidente.

Cómo eliminar una cuenta de Instagram

Frente a la elevada aparición de perfiles de niños y adolescentes en Instagram y las restricciones de la red social, SocialPubli.com aporta las claves para poder eliminar, de manera sencilla y permanente, una cuenta de Instagram.

Para ello, se debe acudir a la propia web Instagram.com e introducir los datos de acceso de la cuenta a eliminar. Existe la posibilidad de inhabilitar una cuenta de manera temporal, pero si la pretensión es que las imágenes publicadas desaparezcan de forma indefinida, hay que seguir el procedimiento que SocialPubli.com recomienda.

En este caso, a través del botón “ayuda” situado en la parte inferior de la página, se accede directamente a “administrar tu cuenta” y, a continuación, aparece la opción “eliminar tu cuenta”.

Tras hacer clic sobre dicho botón, la web muestra “¿qué tengo que hacer para eliminar mi cuenta?”. Pulsando “ve a la página para eliminar tu cuenta”,  se procederá a la eliminación definitiva del perfil objeto de sospecha.

Asimismo, es muy importante estar al tanto de todos los perfiles activos con los que pueden contar los más pequeños, garantizar su privacidad y asegurarse de que no compartan datos personales, conocer cuáles son sus contactos y conversaciones, y la forma en la que se exponen, ya que, todo contenido que se publique en Internet, es susceptible de ser compartido o empleado para fines ilícitos.

Por último, en el caso de detectar que el menor se encuentra ante una situación de acoso o peligro, es importante acudir a las autoridades para denunciar  los hechos cuanto antes.